jueves, 16 de diciembre de 2010

PAN DULCE CON CREMA

Con la receta del Roscón de reyes de Su, que a mi me la dió mi amiga Meralf, hice este pan, no sabia como llamarlo.

La forma, la saqué de un blog, que por más que busco no lo encuentro, lo siento, miro tantos blogs, que luego no se cual, miré. Era de un dulce gallego, y era tan bonito, que lo hice pero con la masa del roscón.

Que bueno que estaba, con la crema pastelera!!

Ingredientes:
Para el azúcar glas aromatizado
120 gr de azúcar glas
La piel de medio limón —solo la parte amarilla
La piel de media naranja —solo la parte naranja

Masa madre:

70 gr de leche entera
10 gr de levadura fresca de panadería
1 cucharadita de azúcar
130 gr de harina de fuerza

Para la masa:

60 gr de leche entera
70 gr de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos
20 gr de levadura fresca de panadería
25 gr de agua de azahar
450 gr de harina de fuerza
1 pellizco de sal
Los 120 gr de azúcar glas que habremos aromatizado con el limón y la naranja

Para la decoración:

Azúcar humedecida
Guindas
Crema Pastelera:
1/4 l leche
una cucharadita de azucar vainillada
30 gr de maizena
65gr de azúcar
una yema

Crema Pastelera:

Poner a hervir 3/4 de la leche con los azúcares.
Batir bien la maizena con el resto de la leche y la yema de huevo. Cuando la leche rompa a hervir añadir la maizena con el huevo y la leche y remover bien, durante un ratito mientras va espesando la crema.
Pasar a una fuente y tapar con papel film tocando la crema para que no se ponga dura la capa de arriba.

Manera tradicional:

Preparar la masa madre mezclando todos los ingredientes, formar una bola sobre la encimera. Introducir en un bol y cubrir con agua templada. Cuando la bola de masa flote y doble su volumen, estará lista —de diez a quince minutos—.

1. Mezclar la levadura desmenuzada con la leche tibia para su fermentación.
2. Tamizar la harina en un bol con la ayuda de un colador.
3. Una vez tamizada, añadir los huevos, el azúcar y la mantequilla, una pizca de sal y el agua de azahar, junto con la ralladura de medio limón y de media naranja y la masa madre.
4. Mezclar todo de una manera enérgica. Si tenéis una batidora con ganchos para amasar os vendrá muy bien; si no, a mano.
5. Poner la mezcla sobre la mesa de trabajo, en la que previamente hemos puesto un poco de aceite para evitar que se nos pegue. Comenzar a amasar con las manos aceitadas.
6. Cuando haya quedado la mezcla elástica, apiñarla en una bola y dejar que aumente su tamaño —cinco horas como mínimo—.
7. Una vez que la masa ha duplicado su volumen, dividirla en dos —salvo que prefiráis hacer uno grande— y darles forma de bola. Dejar reposar las bolas cinco minutos.
8. A continuación darles la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor. Una vez dada la forma, colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear.
9. Dejar reposar hasta que doblen su volumen. Este levado es más corto, unas dos horas.

Con la TH

1. Con el vaso y las cuchillas muy secos pulverizar el azúcar 30 segundos a velocidad progresiva 5/7/10.
2. Añadir las pieles de limón y naranja a través de la boca y programar 15 segundos a velocidad progresiva 5/7/10. Retirar y reservar.
3. Poner todos los ingredientes de la masa madre en el vaso y programar 15 segundos a velocidad 4. Retirar del vaso y formar una bola sobre la encimera. Introducir en un bol y cubrir con agua templada. Cuando la bola de masa flote y doble su volumen, estará lista —de diez a quince minutos—.
4. Poner en el vaso el azúcar glas aromatizado que habíamos reservado, los ingredientes de la masa, y por último, la masa madre. Programar 30 segundos a velocidad 6.
5. Amasar 3 minutos a velocidad espiga. La masa se moverá formando una bola. Dejar reposar dentro del vaso, envolviendo éste en una toalla, hasta que la masa salga por la boca —aproximadamente unas 5 horas—.
6. Bajar la masa con la espátula y volver a amasar dentro del vaso 1 minuto a velocidad espiga.
7. Retirar la masa del vaso con las manos embadurnadas de aceite y ponerla sobre una superficie aceitada. Dividirla en dos —salvo que prefiráis hacer un solo roscón grande— y darles forma de bola alisándolas bien con las manos.
8. A continuación darles la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor. Una vez dada la forma, colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear.
9. Dejar reposar hasta que doblen su volumen. Este levado es más corto, unas dos horas.

** la receta esta copiada de Su, yo en vez de roscón, con la mitad de los ingredientes, y con la ayuda de un rodillo, le di forma de pizza, dejando un grosor de unos dos centimetros, con un chuchillo bien afilado, hacer cortes formando una cuadricula, sin llegar hasta el fondo de la masa, y dejar levar, yo lo hice de noche, y lo deje levar hasta el dia siguiente, si quereis que leve rapido, al horno a 30º.
Pincelar con huevo batido el pan, y rellenar la cuadricula, con la crema pastelera, con una manga pastelera, adornar con azúcar y guindas, y al horno precalentado a 200º, hasta que esté dorado.

7 comentarios:

Marus dijo...

¡Qué rico!No se si voy a poder hacer tanto dulce buenísimo que tengo pendiente pero esto me lo apunto. Besos

dulce dijo...

que bien te ha quedado, se ve riquisima, besos

Noelia dijo...

Pindorina que buenoooooooo
ayyy con un cafetinnnnnnnnnnnn

besinos desde www.lasguisanderas.com

sarai dijo...

Me parece ina idea genial para tomar ese bollito tan rico... pero de forma diferente!
Bs
Las cazuelas de la huerta

PINKY dijo...

Menuda pinta tiene ,Pindorina ,te salio de fabula
besinos

Sara dijo...

Te ha quedado estupendo! y tiene que estar de muerte!

Besos!!

Bego (samira) dijo...

Mareeeeeee qué cosa mas rica !!!

Se me da un aire a la bola larpeira.

Me llevo un trocín para acompañar el café que hoy está el dia tristorro y hay que animarlo un poco.

Besinos mil.

Feliz Navidad.